Posesión por Satanás

El contenido del artículo está protegido por Plagiashield ]

Tratar temas difíciles en el límite de la fe, la vida cotidiana, las tentaciones y los fenómenos inexplicables, es bastante difícil por naturaleza. Es muy fácil encontrarse con sobreinterpretaciones, impresiones equivocadas, medios erróneos que conducen a fines poco claros y todo tipo de dificultades, tanto espirituales como materiales. Entre estas cuestiones se encuentran los signos de posesión satánica, que muy a menudo se confunden con... enfermedades mentales.

Sin embargo, hay un gran grupo de rasgos comunes a los poseídos, que se repiten muchas veces. Cuantos más se observen simultáneamente, mayor será la certeza de que será necesaria la intervención de un sacerdote exorcista especializado, que no es nada fácil de conseguir. Aquí están algunos de ellos:

  • blasfemia notoria contra Dios, pronunciada con rabia, sin freno,
  • reacciones nerviosas cuando se rodea de objetos como una Biblia, una cruz, una hostia, una medalla o agua bendita,
  • agresión hacia el clero - incontrolable, repentina, insana,
  • Notoria burla a los que rezan, incluyendo falta de respeto a la actividad de la oración, interrupciones, reacciones nerviosas,
  • hablar con una voz que no es la suya, en lenguas desconocidas,
  • fenómenos inexplicables, como las levitaciones.

Los síntomas de la posesión espiritual no siempre son tan fuertes desde el principio, a veces no se manifiestan en absoluto. Muchas veces hace falta una situación muy concreta para que la persona poseída manifieste el conjunto de reacciones clásicas descritas anteriormente.

Oración por los poseídos

Lo que es importante, cada católico puede ayudar en este caso rezando. Gracias a ella, los clérigos, que ayudan a los poseídos, son apoyados. Que los exorcismos existen está fuera de toda duda, pero su poder reside en la fe no sólo del individuo, sino también de toda la comunidad. Iglesiaa.

Sin embargo, en ningún caso se debe caer en la tentación de intervenir más de lo permitido y recomendado. Acudir al contenido de los exorcismos reservados sin la debida preparación está fuera de lugar incluso en el caso de un sacerdote "ordinario", por no hablar de un laico. Puedes rezar para pedir fuerza, fe y apoyo a los exorcistas, pero en ningún caso debes tomar el asunto en tus manos.

Posesión por el diablo, síntomas

A veces es necesaria la ayuda del exterior, pero no pocas veces las personas poseídas por los restos de su libre albedrío piden ayuda por sí mismas. A veces les resulta difícil saber si su estado se debe a una enfermedad mental, a algún período difícil de la vida y a una extraña reacción del cuerpo, o tal vez a una posesión de Satanás. La autoestima es bastante resbaladiza, por lo que es conveniente acudir a un especialista.

Además, un tipo de orientación puede ser las posibles razones en este punto. Visitar lugares de culto, entregarse a experiencias espirituales profundas relacionadas con la ideología no cristiana, el ocultismo, las compañías turbias... todo ello puede ser, en cierto modo, la puerta del mal para el alma del individuo. Posesión por Satanás - síntomas y causas- son cuestiones que van de la mano, y normalmente es posible conectar varios acontecimientos históricos que conducen al estado actual.

El contenido del artículo está protegido por Plagiashield ]