8 bendiciones

El contenido del artículo está protegido por Plagiashield ]

Ocho frases cortas que pueden reconfortar, dar esperanza, motivar y estimular los procesos de transformación espiritual. Todo cristiano debería revisarlos de vez en cuando, tratando de encontrar en ellos un sentido universal acorde con su actual etapa vital y momento histórico. En el artículo de hoy hablaremos un poco más de esto, lo que es una bendición.

  1. Bl.ogoslos pobres de espíritu, porque de ellos es el Reyóel reino de los cielos.
  2. Bl.ogoslos jurados queóLos que lloran, pues serán consolados.
  3. Bl.ogosLos mansos serán recompensados, porque heredarán la tierra.
  4. Bl.ogoslos jurados queóque tienen hambre y sed de justicia, porque serán saciados.
  5. Bl.ogosmisericordiosos, porque obtendrán misericordia.
  6. Bl.ogos...porque verán a Dios.
  7. Bl.ogoslos jurados queóque traen el pokój, pues serán llamados hijos de Dios.
  8. Bl.ogoslos jurados queóQue sufren persecución por la justicia, porque de ellos es el Reyóel reino de los cielos.
  9. Bl.ogosCuando los hombres os injurien y os persigan, y cuando, por mi causa, seáis injuriados y perseguidos.óvincula engañosamente todo el mal contra ti. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa es grande en el cielo. Porque así persiguieron al profetaqueque te han precedido.

Así son las ocho bienaventuranzas según la Biblia del Milenio en el Evangelio según Mateo, y en otras traducciones aparecen pequeños matices lingüísticos: Poznań, Varsovia y Gdańsk. Lucas, otro apóstol, escribió su propia versión del mismo texto, muy importante.

Las 8 bienaventuranzas del Evangelio - ¿Para quién?

Como se ha visto anteriormente, las Bienaventuranzas en sí mismas son nueve en la práctica, pero la última (la más intrincada, por cierto), es la que más a menudo se pasa por alto. El contenido en sí se dirige a todas las personas, especialmente a las que profesan la fe católica. Es otra poderosa señal para el cristiano que quiere vivir bien su vida y perseguir la salvación.

La mención de la misericordia, la justicia, la paz y la modestia es muy relevante aquí, porque toca todos los estratos sociales y prácticamente todo tipo de relaciones humanas. Las 8 bienaventuranzas son, pues, otro mapa en la búsqueda de la perfección de la vida terrenal.

8 bendiciones para niños

Al educar a los más jóvenes en la fe, un sacerdote o un catequista se refiere muy a menudo a las palabras descritas como ocho bienaventuranzas. Merece la pena analizar cada uno de ellos por separado, así como asignar la figura del santo más fuertemente asociado a un determinado fenómeno. Transmitir adecuadamente la esencia de este contenido al niño -de forma pictórica- suele ser la clave para un mayor desarrollo espiritual.

¿Qué es eso? es una bendición?

La bendición propiamente dicha se produce en muchos contextos, incluidos los litúrgicos. En su esencia, significa dar las gracias por los regalos recibidos. Como podemos ver fácilmente, a menudo es anterior al momento en que se dice y trata de asuntos futuros. Las ocho bienaventuranzas constituyen una base muy importante para el católico. Merece la pena no sólo conocerlas, sino sobre todo ponerlas en práctica. Son un ejemplo ideal de superación espiritual, una base para construir la resistencia a las realidades que nos rodean, y una capacidad para corresponder a las muchas situaciones y problemas que se nos presentan. Siguiendo esta línea, estas palabras no sólo son alimento para el alma, sino también para la mente hambrienta de las recetas más sencillas para ser una buena persona.

El contenido del artículo está protegido por Plagiashield ]