San Paisios Athonita (nacido Arsenios Eznepidis, Farasa Asia Menor, 25 de julio de 1924 - Monasterio de San Juan el Teólogo de Suroti - Vasilika Tesalónica, 12 de julio de 1994) fue un monje capadocio griego del siglo XX ampliamente conocido por su vida y actividades monásticas. Su clasificación como santo de la Iglesia Ortodoxa fue concedida por el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla el 13 de enero de 2015, y su memoria se celebra el 12 de julio, día de su entierro. En 2017, por decisión del Santo Sínodo de la Iglesia de Grecia, fue declarado patrón de las armas militares de intercesión.

Primeros años
Infancia
Nacido el 25 de julio de 1924 en Faras (Capadocia), era hijo de Prodromos y Eulogia-Eulabia Eznepidis. Había Sin embargo, ocho hermanos y hermanas, y su padre era jefe de aldea. El 7 de agosto de 1924, una semana antes de que los Farasiots partieran hacia Grecia, fue bautizado por el párroco Arsenios, cuyo 1986 Iglesia Ortodoxo reconocido como santo. Arsenios insistió y le dio su propio nombre"para, como él decía, dejar al monje en pie".

Cinco semanas después del bautizo del entonces joven Arsenios, el 14 de septiembre de 1924, la familia Eznepidis, debido a un intercambio de población, llegó con una caravana de refugiados al pequeño puerto de Agios Georgios Keratsinios, en El Pireo. Después se trasladó a Corfú, donde se instaló temporalmente en Kastro durante año y medio. Después se trasladó a Igoumenitsa y acabó en Konitsa, donde terminó la escuela primaria y recibió un certificado de fin de estudios "con una nota de ocho y un comportamiento excelente". Desde muy joven llevaba siempre consigo un papel en el que anotaba los milagros de san Arsenio. Mostraba una especial inclinación hacia el monacato y deseaba ardientemente hacerse monje. Padres le dijo: 'déjate crecer la barba primero y luego te soltaremos'.

Crecer y el ejército
Entre este momento y su servicio en el ejército, Arsenios trabajó como carpintero. Cuando le encargaron hacer un ataúd, él, compartiendo el dolor de su familia y la pobreza de la época, no pidió un dinero.

En 1948, Arsenios sirvió en el ejército como operador de radio durante la guerra civil. Mientras no fuera operador de radio, pedía poder combatir en el frente para que algunos miembros de su familia no sufrieran daños. Sin embargo, la mayor parte de su servicio fue en la especialidad de operador de radio. Por ello, muchas publicaciones sobre la vida de Elder se refieren a él como "El hombre de emergencia de Dios". De hecho, Elder, citando como ejemplo esta habilidad durante su servicio militar, respondió a alguien que cuestionaba la utilidad de la vida monástica, que los monjes son "radiotelegrafistas de Dios", es decir, su ferviente oración y su preocupación por el resto de la humanidad. Fue licenciado del ejército en 1949.

Vida monástica
Primeros años
Arsenios entró por primera vez en el Monte Athos para hacerse monje en 1949, justo después de licenciarse del ejército. Sin embargo, regresó a la vida secular durante un año más para rehabilitar a sus hermanas, por lo que fue al Monte Athos en 1950. Al principio, se instaló en la skete de San Panteleimón, en la celda de la Presentación de la Bienaventurada Virgen María. Allí conoció al padre Cirilo, que era abad del monasterio y le siguió fielmente.

Poco después, abandonó el monasterio y se dirigió al de Esfigmenos. Allí, el 27 de marzo de 1954, tuvo lugar la ceremonia del "racioeviche" y adoptó su nombre de pila, que era Averkios. Y allí se distinguió enseguida por su diligencia, por el gran amor y comprensión que mostraba a sus hermanos, por su fiel obediencia al mayor, por su humildad, pues en la práctica se consideraba inferior a todos los monjes. Rezó con fervor. Entre sus lecturas favoritas estaban los dichos de los Padres del Desierto y de Abba Isaac de Syros.

Poco después, abandonó el monasterio de Esfigmenos y se dirigió al de Filoteos, que era una especie de monasterio, donde su tío también era monje. Sin embargo, su encuentro con el anciano Simeón fue el catalizador del curso y la formación del carácter monástico de Paisyus. El 3 de marzo de 1957 fue ordenado "cruzado" y recibió la "Pequeña Forma". Fue entonces cuando recibió finalmente el nombre de "Paisios", en honor del metropolita Paisios II de Cesarea, que era también su compatriota de Capadocia.

En 1958, guiado por "información privilegiada", acabó en Stomio Konitsa. Allí llevó a cabo una labor que concernía a los heterodoxos, pero que también incluía la ayuda a los griegos atormentados y pobres, ya fuera a través de la caridad o consolándolos y apoyándolos mentalmente con la palabra del Evangelio. Permaneció cuatro años en el Santo Monasterio de la Natividad de la Bienaventurada Virgen María de Stomio, donde fue muy querido por la gente de la región por su servicio y carácter.

En 1962 fue al Monte Sinaí, donde permaneció dos años en la celda de los santos Galaccio y Ciencia. Se hizo especialmente amigo de los beduinos, a los que dio alimentos con el dinero de la venta a los peregrinos de cruces de madera que él mismo había fabricado.

Regreso al Monte Athos
En 1964 regresó al Monte Athos y se alojó en la Skete Timios Prodromos Iviron. Durante este tiempo, fue subordinado del monje ruso Tikhon, que ejerció en la celda de Starakhovichi de la Santa Cruz hasta su muerte en 1968, tras lo cual, de acuerdo con los deseos de Tikhon, permaneció en su celda durante once años. Ese mismo año, aconsejó a uno de sus próximo discípulos, Basilio Gontikakis, para convertirse en abad y ayudar a reconstruir el santo monasterio patriarcal y cruciforme de Stavronikita, un paso importante en el renacimiento del monacato en el Athos. El Anciano Paisios veneraba mucho a su Anciano, Tikhon, y siempre hablaba de él con emoción.

En 1966 enfermó gravemente e ingresó en el hospital "Georgios Papanikolaou" de Salónica. Fue sometido a una operación en la que le extirparon parcialmente los pulmones. Durante el periodo que transcurrió hasta su recuperación y regreso al Monte Athos, fue acogido en el Santo Monasterio de San Juan Evangelista de Souroti. Tras su recuperación, regresó al Monte Athos y en 1967 se trasladó a Katounakia, concretamente a la celda de Lavreotiko, en Ypatio. A continuación fue trasladado al monasterio de Stavronikita, donde ayudó considerablemente en el trabajo físico, contribuyendo a la renovación del monasterio.

En Panaguda
En 1979, dejó la skete Timios Stavros y se fue al monasterio de Koutloumousiou. Allí se unió a la hermandad monástica como discípulo-monje. Panaguda era una celda abandonada y Paisios trabajó duro para crear una celda "prisión", donde permaneció el resto de su vida. Desde que vivía en Panaguda, era visitado por multitudes. De hecho, había tanta gente que incluso había señales especiales que indicaban el camino a su celda, para que los visitantes no molestaran a los demás monjes. También recibió demasiadas cartas. Como solía decir el viejo, estaba muy angustiado porque todo lo que aprendía de las cartas eran divorcios y enfermedades, mentales o físicas. A pesar de su apretada agenda, siguió llevando una intensa vida ascética, hasta el punto de que descansaba poco, 2-3 horas al día. Sin embargo, siguió recibiendo e intentando ayudar a los visitantes. También hacía iconos "estampados", que regalaba a los visitantes como bendición.

Como monje, tenía amor y humildad en grado sumo. Ayudaba a sus invitados, en términos sencillos, a pasar de una religiosidad superficial a una experiencia ontológica del hecho de la Iglesia. Se preocupaba por todo el mundo y especialmente por los niños y los jóvenes.

Corría el rumor infundado de que en su celda vivían muchas serpientes domesticadas, y probablemente se trataba de un mito que él mismo cultivaba para evitar las molestias de los visitantes. Según un análisis filosófico de la percepción de la naturaleza en el cristianismo, esto forma parte de una tradición hagiológica ortodoxa en la que los santos comulgan con los animales. Se argumenta que este nivel de comprensión de la naturaleza incrustado en la cultura occidental es algo que escapa a la narrativa histórico-analítica unidimensional de muchos filósofos occidentales contemporáneos.

Enfermedades
En 1966, Elder fue hospitalizado en el hospital George Papanikolaou por bronquitis. Tras una operación para extirparlos y debido al uso de fuertes antibióticos, Elder desarrolló una colitis pseudomembranosa, que le dejó una indigestión permanente. En un momento dado, mientras trabajaba con la prensa en su celda, se le produjo una hernia inguinal. Se negó a ser hospitalizado y soportó pacientemente la enfermedad, que le provocó terribles dolores durante cuatro o cinco años. Un día, durante una visita a Souroti, unos médicos amigos lo llevaron al hospital oncológico Theagenio de Salónica, donde fue operado. A pesar de las objeciones de los médicos, el anciano siguió llevando una dura vida ascética y trabajando físicamente, lo que empeoró aún más su estado.

Después de 1993, sufrió hemorragias, por las que se negó a ser hospitalizado, alegando que "todo se arreglaría con la tierra". En noviembre de ese año, abandonó el Monte Athos por última vez y se dirigió al santo monasterio de San Juan el Teólogo en Suroti - Vasilika Tesalónica con motivo de la festividad de San Arsenios (10 de noviembre). Permaneció allí unos días y, mientras se preparaba para partir, cayó enfermo y fue trasladado a Theagenio, donde le diagnosticaron un tumor en el colon. Consideraba el cáncer como una realización de su peticiones a Dios y beneficioso para su salud espiritual. El 4 de febrero de 1994 fue operado.

Aunque la enfermedad no remitía, sino que daba metástasis en los pulmones y el hígado, el Anciano anunció el 13 de junio su deseo de regresar al Monte Athos. Sin embargo, la fiebre alta y la dificultad respiratoria le obligaron a quedarse.

El final de su vida
A finales de junio, los médicos anunciaron que su esperanza de vida era de dos o tres semanas como máximo. El lunes 11 de julio (fiesta de Santa Eufemia) se comunicó por última vez, arrodillado ante su lecho. En los últimos días de su vida, decidió no tomar medicación ni analgésicos, a pesar de los terribles dolores asociados a su enfermedad. Finalmente falleció el martes 12 de julio de 1994 a las 11.00 horas a la edad de 69 años y fue enterrado en el Santo Monasterio de San Juan el Teólogo en Souroti - Vasilika, Tesalónica. Desde entonces, cada año, los días 11 y 12 de julio, día de su fiesta, se celebra una vigilia en el Santo Retiro con la participación de miles de fieles.

Obra original
El anciano Paisios ha escrito cuatro libros, publicados por el Monasterio del Evangelista Juan el Teólogo de Suroti, en Tesalónica. Estos libros se titulan:

San Arsenio de Capadocia (1975).
El viejo Hatzi-George el Athonita, 1809-1886 (1986)
Los Santos Padres y el Monte Athos (1993)
Cartas (1994)
Agradecimiento y posteridad
Incluso antes de la muerte de San Paisio, comenzó a formarse un mito en torno a su nombre. En la comunidad monástica de Athos algunos Los monjes más antiguos y los fanáticos, como los del monasterio de Esfigmenos, le criticaban. Según el Patriarca Bartolomé, Paisios fue uno de los responsables del renacimiento del monacato en el Monte Athos, que estuvo en declive hasta los años sesenta. Se le conoce en Grecia y en el Monte Athos, junto a San Porfirio, como taumaturgo y sanador.

La maravilla que rodea al anciano Paisios ha llevado a cientos de personas a visitar cada día el monasterio de San Juan el Teólogo de Souroti, también conocido por su nombre, para venerar la tumba sobre la que descansa. También circulan decenas de libros con sus enseñanzas y profecías, que tratan temas que van desde el fin del mundo hasta la liberación de Constantinopla y los territorios albaneses de Grecia, (concretamente el continente del norte) y la disolución de Turquía, así como de Skopje. El interés por Paisios aumentó especialmente durante la crisis económica griega.

El santo también ha sido homenajeado con actos en organizaciones ortodoxas de Rusia, y se ha traducido al ruso un libro sobre su vida.

En 2016, el estudio cinematográfico POKROV de Moscú y el Patriarcado de Moscú y toda Rusia produjeron un documental sobre la vida de San Paisio. La Agencia Federal de Prensa y Medios de Comunicación, dependiente del Ministerio de Telecomunicaciones y Medios de Comunicación de la Federación Rusa, ha financiado este proyecto. Este documental presenta los testimonios de obispos, monjes y laicos sobre sus experiencias con San Paisyus.

En 2022, Mega Channel TV emitió la serie biográfica histórica "San Paisios - de Faras al Cielo". Se caracterizó por una gran acogida por parte de los telespectadores, ya que el primer episodio fue visto por 1.597.820 espectadores, con el mayor porcentaje en la categoría de audiencia, 40,6%. En el segundo episodio, la audiencia de la serie aumentó a 1 610 519 espectadores. Similar éxito se logró en Chipre, donde la serie se emitió en Alfa Chipre, donde el primer episodio superó los 30% en espectadores totales, alcanzando los 30,6%.

Clasificación de los santos
El 13 de enero de 2015, el Santo y Sagrado Sínodo del Patriarcado Ecuménico se reunió y decidió calificar al monje Paisios del Monte Athos en el Calendario Sagrado de la Iglesia Ortodoxa. El 2 de noviembre de 2017, San Paisios del Monte Athos fue declarado patrón del fusil de intervención del ejército griego. La primera iglesia parroquial de Grecia dedicada al Santo es iglesia en Nea Ephesus en Pieria, y en Chipre, la Santa Iglesia de los Santos Paisios Athonite y Arsenios Kappadokou en Ekali, Limassol.

Inteligencia artificial